Un saludo de Ecuador

Julia (10e) nos manda un saludo de Ecuador

Después de la despedida de nuestros padres y amigos empezó la gran  aventura al otro lado del mundo por dos meses. Viajé a Ecuador. Ecuador es un país pequeño, que está en el oeste de Latino América. No era tan difícil porque todos se alegraron muchísimo durante el viaje y esperaron anciosamente que veremos nuestros hermanos, todos estaban muy nerviosos. Después de 14 horas en el aviόn por fin llegamos a Guayaquil. Nuestros hermanos de Ecuador nos esperaron con sus familias en el aeropuerto.

Mi familia: Todos son muy agradables. Mi hermana se llama Danna y tiene 15 años también. Ella tiene una hermana, que se llama Sayanna. Su madre se llama Ana y su padre Barny. Tienen dos perros que se llamanAann y Nena. La ciudad  donde vivo por los dos meses se llama Cuenca. Es una ciudad muy bonita y siempre hace un buen tiempo con más o menos de 18 hasta 28°C.

Más tarde fuimos a un mall para comer algo. Después fuimos en carro a casa. En el trayecto entre Guayaquil a Cuenca hay que tener mucho cuidado sobre todo en la noche. Es que entre las dos ciudades hay una montaña pequeña y hay que cruzarla. En la noche hay mucha lluvia, por eso es muy peligroso en las curvas. Estaba muy cansada y dormí todo el viaje.

Al principio no entendí casi nada del español porque todos hablan rapídisimo y un poco diferente al español que aprendemos en la escuela. Necesité unos pocos días para mejorar mi español y para evitar problemas con la comunicaciόn.

Después de los primeros días ya noté las primeras diferencias. Claro, otra cultura y otras costumbres. No creí que hubiera tantas cosas distintas. Pero es otro continente.  Por ejemplo ir en taxi y comprar la comida que se produce aquí es más barato que en Alemania. Pero las marcas que se importan de los Estados Unidos, Alemania,… son carísimos. O la gente es más agradable y más abierta frente a gente desconocida.

Cuando llegamos a Cuenca tuvimos vacaciones por solo 4 días. Fuimos a Ambato y a Quito. Primero fuimos a Ambato: mis compañeros de Alemania y nuestros hermanos ecuatorianos con sus familias. Fuimos en carro al norte por más o menos 6 horas . En Ambato dormimos en la casa de la abuela de una ecuatoriana. Pasamos un rato en la cuidad y después fuimos a una fiesta de Sebastian Yatra con más o menos 700 personas. Al día siguiente fui con mi familia a Quito y a Otavalo, 2 horas más al norte de Quito. Quito es la capital del país. En Quito dormimos en un hotel y conocimos la ciudad y sus monumentos. Por ejemplo fuimos al ecuador - la linea que divide el mundo en dos mitades.

Después de las vacaciones tuvimos que ir a la escuela, que es completamente diferente. El colegio se llama Colegio Alemán Stiehle. El colegio es muy lindo, las aulas están al aire libre. Todos los alumnos aprenden alemán desde pequeños. Pero no tienen que estudiar mucho, solo para los examenes. Aquí tienen 4 recreos cada día y siempre tienen clase hasta las 4 de la tartde menos miercoles. Cada día las busetas amarillas les recogen de sus casas y les llevan al colegio. Cada semana de lunes a jueves tuvimos un curso de español. Está en la cuidad de Cuenca, siempre fuimos al centro en una buseta. La escuela se llama Centro Alemán, donde se puede aprender alemán también. Tuvimos una profesora que se llama Rosita. Ella fue muy agradable. Repasamos mucho de la gramática  y aprendimos muchas palabras nuevas.

 

La comida aquí es muy diferente también. Todos los días hay arroz y mucha carne también, sobre todo pollo. En la escuela siempre comimos arroz y también pasta con arroz. Probé muchas cosas nuevas también, por ejemplo el cuy. Para mi fue nuevo porque en Alemania es una mascota y aquí se lo come, pero estaba muy rico. Y también probé muchas frutas nuevas, ya que Ecuador es un país muy conocido por sus frutas y legumbres, aquí crecen muchas frutas porque hay un buen clima para crecer. Por ejemplo tomates del árbol, los oritos, existen muchas variantes de plátanos, cana de azúcar, algodón, granadilla, choclo,…

También visitamos muchas cosas de Cuenca por ejemplo el parque nacional "Cajas", donde puedes caminar mucho, aquí hace mucho frío y mucho viento y también puedes tomar muchas fotos. O Turi, es un mirador donde hay una iglesia, donde puedes ver toda la cuidad, y es un lugar turístico.

El tiempo pasó rapidísimo, demasiado rápido. Ahora solo nos faltan 2 semanas. En este momento la idea de volver a Alemania me da mucha pena. Ya tenemos muchos planes. Aún nos falta ir a la playa a Esmeraldas que está situado al norte de Ecuador en la costa. También queremos comprar cosas típicas de Ecuador y regalos para los padres y amigos en Alemania.

Al final me queda decir que me encanta Ecuador, su naturaleza y su gente. Es que en Ecuador no es importante qué profesiόn tienes o de qué familia eres o si tienes dinero o no. La gente aquí sabe disfrutar la vida, tener diversiόn con los amigos y la familia. También el intercambio me encanta. Estoy muy feliz de que tengo esta oportunidad! Conocí a muchas personas nuevas, costumbres y tuve muchas experiencias. También mejoré la lengua enormemente, porque cada día se aprende más. Lo único que ya sé ahora, es que voy a extrañar mi familia sobre todo mi ñaña Danna y mis nuevos amigos. Aqui encontré una segunda familia al otro lado del mundo, en estos dos mese pasé un tiempo fenomenal. Nunca voy a olvidarlo!