Un saludo de Ecuador

Ramona (10c) nos manda un saludo de Ecuador

 

El tiempo pasó muy rápido, hasta que llegó el día que empezamos nuestro gran viaje. Primero fuimos en avión a Amsterdam y después a Quito, que es la capital de Ecuador. Por fin, después de casi 21 horas de viaje, llegamos al aeropuerto de Guayaquil, donde nuestras familias nos estaban esperando. Allí hizo un calor impresionante y estábamos todos con sueño, pero muy felices de reencontrarnos con nuestros hermanos del intercambio. Al comienzo no entendía casi nada porque hablaban con otras palabras y un acento especial, pero con el tiempo me acostumbré.  

Vivo con los padres y mi hermana en un apartamento directamente en el centro de Cuenca. Por eso muchas veces no necesitamos el coche porque podemos caminar, pero tienes que tener cuidado porque es peligroso salir por la noche. Al frente de la casa hay un río que se llama Tomebamba y un parque muy bonito, donde muchas personas hacen deporte. 

Durante la semana vamos siempre en la buseta que nos recoge en nuestra puerta, nos lleva al colegio y tenemos casi todos los días clase hasta las cuatro. Hay notas desde 10 hasta 0 y 10 es la mejor. Además en Ecuador todos los colegios tienen uniforme. Por la mañana hacemos un curso de español para mejorar el idioma. Los compañeros de mi curso son muy simpáticos y la gente en general es más abierta aquí, por eso es fácil encontrar nuevos amigos. Hay también otros chicos de Alemania que vienen de cinco diferentes ciudades, por eso somos bastantes. Algunas materias son un poco aburridas, pero lo bueno es que tienen por ejemplo: biología e historia en alemán. El colegio me gusta mucho porque casi todo está al aire libre y hay mucho espacio verde, también montañas. 

Los fines de semana siempre tenemos fiestas o visitamos otros lugares con la familia. En las vacaciones nos fuimos a Ambato para ver el carnaval, donde la gente rinde homenaje y agradece por las frutas y las flores. En el colegio jugamos también carnaval donde los mayores nos mojaban en el barro. También visitamos una cascada en Baños de Ambato, donde podías hacer bunjijumping si querías. 

Ecuador es muy diverso con su costa, la Amazonía, la sierra y las islas Galápagos. Por eso el clima puede variar mucho entre los diferentes lugares pero en Cuenca siempre hay cerca de 20 grados. Pero es muy importante utilizar protección solar porque siempre hace mucho sol. Además respirar, sobre todo cuando haces deporte es muy difícil porque Cuenca es alto. La comida está rica pero muy diferente que en Alemania. Un plato típico es arroz con pollo y verduras. A mí me gustan mucho los plátanos o el chocolate, pero existe también una gran oferta de frutas . Un lugar muy lindo es la catedral en el centro de la ciudad con su parque o también Turi donde puedes ver toda la ciudad. 

Para terminar quiero decir que tuve mucha suerte con mi familia y que todos los siete de mi grupo pasamos un buen tiempo con momentos inolvidables. Dos meses parecen mucho pero ahora solo nos quedan dos semanas más que pasamos juntos en la playa y vamos a Quito. Sin embargo estoy muy feliz de que tuve la oportunidad de viajar a Ecuador, hacer muchas experiencias, conocer  una nueva cultura y otro estilo de vida. He aprendido que no necesitas mucho para vivir y que siempre hay una solución. Además encontré una segunda familia y amigos al otro lado del mundo.